volver al inicio

EL MUNDO NECESITA SACERDOTES Y MISIONEROS A 3D

Cardenal Dias

 

En un mundo como el actual lleno de desafíos, se necesitan sacerdotes y misioneros “a 3D”, afirmó el cardenal Ivan Dias, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, interviniendo en la asamblea general de las Obras Misionales Pontificias, que tiene lugar en Roma, Italia, hasta el 21 de mayo 2010.

“Cada sacerdote, en su camino de crecimiento y en su ministerio, debe cuidar tres dimensiones: Doctrina, Disciplina, Devoción”, explicó, según informa la agencia Fides.

Para el cardenal, “mirar a la Doctrina significa ser fieles a la Palabra de Dios, al magisterio de la Iglesia, en la observancia de las palabras del Santo Padre”.

La Disciplina, añadió, “Es muy importante hoy en día, y habría que profundizar más en ella”.

“Es la disciplina mental y corporal, signo y fruto de una madurez humana y espiritual. Entran en este campo la formación en la castidad y en las correctas relaciones con el otro sexo; la gestión de las discordias y de los conflictos en las relaciones y en la comunidad; la gestión del tiempo libre y del uso de las nuevas tecnologías”, explicó.

En cuanto a la Devoción, subrayó que “el sacerdote, en cada pequeña acción cotidiana, debe tener bien presente ser un hombre de Dios, debe dar primacía al espíritu, recordando estar en el mundo pero no ser del mundo”.

“Ante todo, sed personas que ‘transpiran lo Sagrado’, sobre todo en la celebración de la Santa Misa y en el administrar los Sacramentos, ayudando al prójimo a encontrar a la persona viva y operante de Jesucristo”, pidió a los sacerdotes y misioneros presentes.

Cada presbítero, así como cada cristiano, “tiene en su DNA el espíritu de la misión”. En caso contrario, “es un cristiano mal formado y no todavía bien formado”.

El purpurado concluyó señalando como modelo de sacerdote que vivió en plenitud las tres dimensiones recordadas, al cardenal John Henry Newman, que Benedicto XVI beatificará el 19 de septiembre próximo durante su visita a Inglaterra.